El camping: una opción turística buena, bonita y barata

El turismo de acampada está de moda. Solo es necesario echar un vistazo a los datos de ocupación para cerciorarse de que pasar las vacaciones o los fines de semana en un camping es una opción que cada vez gana más adeptos. Sus principales ventajas son que reúne las tres "b": bueno, bonito y barato; pero hay muchas más. Si quieres descubrirlas, solo tienes que hacer una reserva en el Camping la Pomarada de Somiedo.

Según las cifras aportadas por la patronal del sector, la ocupación de los campings en Asturias se situó en el 65% en el mes de julio y en el 90% en agosto de 2019. Además, destaca el aumento del número de turistas extranjeros. Estos datos se han visto ratificados en La Pomarada, donde también hemos constatado el crecimiento de las reservas.

Los motivos por los que los turistas eligen esta modalidad de alojamiento son variados, aunque siempre son tres los que destacan: el precio: más barato que un hotel, sobre todo si se viaja en familia; la comodidad: un camping de 1ª categoría como la Pomarada reúne todo los servicios que necesita el usuario y la comodidad que demanda; y el contacto con la naturaleza: respirar aire puro y disfrutar del entorno es una demanda cada vez más habitual entre los turistas que buscan alejarse del ajetreo de las grandes ciudades.

Somiedo es naturaleza y aire puro, pero también es historia y tradición. Sus espectaculares paisajes han configurado la forma de ser de una población en la que la ganadería siempre ha sido uno de los pilares de su forma de vida. Y para que ese duro trabajo diario fuera más sencillo, a lo largo de los años fueron desarrollando sistemas y construcciones que todavía hoy siguen en pie. En este contexto es en el que surgen los teitos, edificaciones destinadas a diferentes usos que con el paso del tiempo se han convertido, junto al oso, en uno de los iconos de Somiedo.

Completar tu estancia en Somiedo con actividades que te ayuden a disfrutar de la naturaleza de una forma diferente es fácil. El avistamiento de osos es una de ellas.

En primavera, el animal más característico de nuestro Parque Natural disfruta de su libertad después de la hibernación. Están activos, hambrientos y juguetones.