24 06 2019

Los teitos, tradición que evoca la historia de Somiedo

Valora este artículo
(1 Voto)
Los teitos, tradición e historia de Somiedo Los teitos, tradición e historia de Somiedo

Somiedo es naturaleza y aire puro, pero también es historia y tradición. Sus espectaculares paisajes han configurado la forma de ser de una población en la que la ganadería siempre ha sido uno de los pilares de su forma de vida. Y para que ese duro trabajo diario fuera más sencillo, a lo largo de los años fueron desarrollando sistemas y construcciones que todavía hoy siguen en pie. En este contexto es en el que surgen los teitos, edificaciones destinadas a diferentes usos que con el paso del tiempo se han convertido, junto al oso, en uno de los iconos de Somiedo.

La palabra teito sirve para referirse a cualquier edificio con una techumbre hecha con material vegetal. En otros puntos como Galicia o León existen edificaciones similares -con diferentes nombres-, aunque los teitos de Somiedo tienen sus particularidades. La mayoría son de planta cuadrada o rectangular con paredes de piedra y un tejado de madera cubierto, generalmente, de planta de escoba.

El origen de los teitos se remonta a la arquitectura popular autóctona, y además de en Somiedo, perviven algunos ejemplos en concejos limítrofes como Teverga. Estas construcciones estaban destinadas a cabañas, viviendas, pajares o como cuartos auxiliares. Casi no han sobrevivido viviendas, pero sí los destinados a cabañas o pajares. A finales del siglo XIX y principios del XX muchas de estas edificaciones fueron rehabilitadadas, lo que ha permitido su conservación hasta nuestros días.

Una de las brañas de teitos mejor conservadas del concejo es la de la Pornacal. Está formada por 32 edificaciones rectangulares de piedra y techo de escoba. Estas escobas hay que cambiarlas aproximadamente cada 15 años. Otra braña famosa es la de los Cuartos, con menos edificaciones pero más primitivas y de construcción circular. Estos son solo dos ejemplos, pero en todo el concejo existen unos 300 teitos de los que pueden disfrutar todos los visitantes. Su particulares características hacen de ellos un atractivo turístico para la zona.

En Somiedo sabemos de la importancia de este icono del concejo y queremos conservarlos. Con ese objetivo hace unos meses nació la asociación "Teito Natural Roof". Su intención es poner en valor este patrimonio del concejo e intentar presionar para que se simplifiquen las trabas burocráticas y conseguir así que el acceso a las subvenciones sea más sencillo. Desde su puesta en marcha ya se han incorporado a la agrupación más de medio centenar de personas, aunque la meta es seguir ampliando su base.